Posteado por: lasalute | abril 26, 2010

Las personas con Alzheimer recuerdan las emociones asociadas al buen trato

El buen trato a las personas con la enfermedad de Alzheimer es esencial, aun cuando sufren de pérdida de memoria. La gente con esta patología olvida eventos como una conversación o una broma, pero los sentimientos alegres asociados a estos momentos podrían perdurar y mejorar su estado de ánimo.

A dichas conclusiones llegó un estudio realizado en la Universidad de Iowa (Estados Unidos). “Una simple visita o un llamado por teléfono de un familiar puede tener una influencia muy positiva en la felicidad de los pacientes, aun si olvidan rápidamente el evento. Por el contrario, la negligencia en el trato brindado en una institución donde están internados podría generar tristeza, frustración y soledad aunque no pueda recordar por qué”, dijo Justin Feinstein, el principal autor de la investigación.

UN MAL DEL CEREBRO.

La enfermedad de Alzheimer es una patología neurodegenerativa, es decir que genera el deterioro y muerte progresiva de las células del cerebro. Este mal se asocia fuertemente a la edad. Los primeros síntomas suelen incluir la pérdida de la memoria y la confusión, pero empeoran con el tiempo generando cambios en la personalidad, la pérdida de las habilidades cognitivas y dificultades para reconocer a las otras personas.

Para 2050 se estima que 100 millones de personas sufrirán de esta enfermedad. Actualmente no se cuenta con una cura, pero sí con tratamientos que apuntar a aliviar los síntomas y frenar su progresión.

EMOCIONES QUE PERDURAN

Los investigadores trabajaron con personas que sufrían un deterioro en el hipocampo, una región del cerebro que es esencial para transformar las memorias de corto plazo en recuerdos de largo plazo. El daño a estas neuronas genera el tipo de amnesia que afecta a las personas con Alzheimer.

Cada uno de los participantes miró durante 20 minutos escenas tristes o felices de películas, con el objetivo de generar una emoción en ellos. A continuación, los autores analizaron si los voluntarios podían recordar lo que habían visto. De acuerdo a lo esperado, ninguno logró retener muchos detalles de las imágenes.

Sin embargo, todos mantuvieron las sensaciones generadas por las películas. “Podían retener las emociones. La tristeza tendió a durar más que la felicidad, pero ambos sentimientos se prolongaron mucho más que el recuerdo de la película”, dijo Feinstein.

El especialista subrayó que en las personas sanas estas emociones se disuelven con el tiempo, pero duraron un rato mayor en los voluntarios de la investigación. “Encontramos evidencia clara de que tratar a los pacientes con Alzheimer con respeto y dignidad es mucho más que una cuestión de simple moralidad”, concluyó Feinstein.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: